EL PIQUETE DE EROS Y EL VUELO DE LA LECHUZA ARCHIVO 48 Y PENGUIN BOOKS

Texto: Pedro Jiménez

Fotografías: Ulises García

habent sua fata libelli

—Terenciano Mauro

Además de una vocación por la edición de textos inadvertidos, Archivo 48 ha tenido una devoción paralela por el diseño del libro como objeto de deleite en sí mismo. Después de varios meses de deliberación sobre el perfil de títulos que habríamos de publicar, buscamos a John Borruso, tipógrafo y diseñador de libros, para que se encargara de la identidad visual de nuestras colecciones. Teníamos algunas intuiciones concretas —pistas—, pero nada más: el minimalismo de Gallimard, Adelphi, los clásicos de Penguin y los primeros Tezontles del Fondo. No queríamos fotos ni garabatos insertados en la portada o en la contraportada. Revisamos diseños, maquetas y prototipos de la Bauhaus, cuya estética, tipografía, colores y, sobre todo, cierta evocación modernista, provoca en nosotros una admiración irreductible. Al hablar sobre el tipo de letra que utilizaríamos para nuestras publicaciones, Borruso propuso la fuente Sabon, la cual adoptamos sin dudar. Solamente tiempo después supe que su creador fue Jan Tschichold.

1. Una editorial es la promesa de una biblioteca posible, porque lo que falta es lo único que puede sanar la percepción de una ausencia. Porque en la ansiedad y el deseo está el amor que busca poseer lo que aún no llega. Como el amor y la belleza, los libros sólo pueden prometer aquello que todavía no han dado. Nuestra consigna es la publicación de libros que, si no fuera por nuestras ediciones, no serían asequibles, tanto en inglés como en español.

Nuestro primer libro fue un ensayo del cineasta experimental Nathaniel Dorsky, cuyo título en español es Cine devocional. El año que viene publicaremos, por primera vez traducido al inglés, Los días terrenales de José Revueltas. También presentamos Ensayos y De fusilamientos de Julio Torri. Una traducción al español de Call Me Ishmael de Charles Olson y dos proyectos de poesía de profundo calado. Estaciones (Seasons) de Etel Adnan, además de la traducción y edición de la poesía completa del norteamericano George Oppen.

El compromiso de Archivo 48 es dar forma a una biblioteca posible y el cultivo de una visión editorial autónoma. El compromiso y el testimonio son una manera de reformar el caos que hemos sido y somos como lectores. Una admisión de que leer es vivir bajo el signo de la incertidumbre y de que cada libro no es más que una exploración. Libros que son un ensayo de nuestro gusto ante la realidad que encontramos insuficiente. Jugar con la incertidumbre de publicar libros marginados, como una reivindicación de que la literatura ocurre porque el mundo es misterioso y está en transformación permanentemente. Libros ignorados que se convierten en campos de posibilidades parcialmente negadas. Entrevemos una biblioteca cuyos volúmenes sean ese known unknown que está aún por iluminarse con los contornos que otros no ven: libros-grieta, paticojos, desvelados e inseguros.

Revisamos diseños, maquetas y prototipos de la Bauhaus, cuya estética, tipografía, colores y, sobre todo, cierta evocación modernista, provoca en nosotros una admiración irreductible.

2. El estilo icónico de la editorial inglesa Penguin se debe en gran medida al trabajo del tipógrafo Jan Tschichold. Editor de este sello entre los años 1947 y 1949, su contrato tenía como fin dar a la empresa un diseño uniforme para las distintas colecciones que publicaban. Después de visitar la Bauhaus en 1924, Tschichold adoptó el espíritu del diseño modernista que aspira a formas más simples y racionales, con enfoque en su funcionalidad. Lo que ahora se reconoce como la cubierta arquetípica de la editorial fue concebida en 1948 con esta intención.

Tschichold transformó lo cotidiano en algo maravilloso: reajustó el tamaño, peso y colores con una meticulosa atención a los detalles; cambió la fuente, amplió el espacio en blanco (pasó a ser un elemento activo y no sólo un fondo pasivo). Depuró la portada al aclarar conceptos en diseños —principalmente— tipográficos. Rediseñó más de 500 libros usando códigos de colores para diferentes colecciones y heredó a la compañía un conjunto de principios que aún perduran en distintos modos de apropiación. Estas operaciones son los rastros de una experiencia estética hasta las páginas que lees, ves, tocas y rodean tu biblioteca personal. Las cubiertas y los interiores Penguin se han convertido en modelos, en una perspectiva hinchada de armonía entre función y forma, aquella fusión a la que tanto aspiró el modernismo.1

Tschichold transformó lo cotidiano en algo maravilloso: reajustó el tamaño, peso y colores con una meticulosa atención a los detalles

1. Algunos de estos rasgos configuran los diseños que presentamos en la galería joségarcía,mx en la Ciudad de México. Tales of Piracy, Crime and Ghosts (1945) es un ejemplo de la era pre-Tschichold. La siguiente docena de libros muestran su dominio espacial —desde Pygmalion hasta The Charterhouse of Parma, después en Soviet Short Stories, anaranjados y líneas verticales, como Counter Point y Threepenny—. Siguen ejemplos de Hans Schmoller: diseños verticales para poesía. Los esquemas bicolores de Romek Marber que determinaron la serie de novela negra, presentes en Maigret’s First Case y Police at the Funeral. Los patrones de Stephen Russ son evidentes en Contemporary American Poetry y Lorca (nuestra copia tiene un exlibris de Shakespeare & Company). La ilustración de Quentin Blake en la portada de Men at Arms, el grabado de Cecil Keeling en The Picture of Dorian Gray, el juego de portada-contraportada de Germano Facetti en Japanese Verse y la portada de Film and Reality con una imagen de Un chien andalou, muestran un giro hacia un nuevo lenguaje gráfico. Lo que se apuntala con los angustiados ‘hombres pequeños’ de Mel Calman en Teaching Machines y Programmed Instruction, el expresionismo abstracto de Ray Kuhlman en The Consumer Society, la maravillosa portada de Denise York, Maigret Takes a Room con fotos de Chris Marker y el dibujo de la portada del recién fallecido, Yosl Bergner, para la Metamorphosis.