VITRINA
Amor es Logia

Durango es una tierra poco explorada. Su variada vegetación esconde una serie de microclimas que van desde largos pastizales hasta esa estereotipada imagen de un desierto duranguense habitado por criaturas y plantas misteriosas. Pocos sabrán que dicha zona es en realidad un fructífero desierto, en donde el agave florece maravillosamente y coloca a este estado mexicano dentro de la denominación de origen de la bebida que alguna vez fue elegida por los dioses: el mezcal.

Durango es el primer destino escogido por la nueva gama de Mezcal Amores Logia; una serie de mezcales premium, orgánicos y naturales diseñados con el objetivo de descubrir –y compartir– recetas endémicas de las regiones de México con la denominación de origen del mezcal. Además, todos están hechos con agaves silvestres especialmente seleccionados para aquellos paladares que buscan probar nuevos aromas y sabores.

El primer producto de esta Logia, proveniente de Nombre de Dios, Durango, es un agave silvestre

conocido como Cenizo (o Duranguensis). Después de 14 años de maduración, es cosechado y, a través de una receta del Maestro Gilberto Roldán en la que se utiliza mezquite y/o huizache con piedras volcánicas, se cocina el agave en un horno cónico. Es un mezcal artesanal por su proceso de molienda a mano, y natural, por su fermentación al aire libre y sin químico alguno.