VITRINA
CLAY CUBES

Bosco Sodi

La fama policromática de esta serie es tan particular que sus tonos y texturas nos remiten a otros materiales y sensaciones. Inconscientemente pensamos en Los Cubos de la catalana Barceloneta, aunque la arcilla que usa Sodi en sus volúmenes nada tiene que ver con el acero corten de Rebecca Horn y su Estrella herida.

La obra de Bosco Sodi se enfoca en la exploración de la materia, y se relaciona con los procesos de la naturaleza, buscando belleza en lo incontrolable. El cuerpo de obra de los Clay Cubes es muy similar conceptualmente a su práctica pictórica, llevada al campo de la escultura. Producidas con materiales primigenios y procesos artesanales muy tradicionales, estas piezas tienen una fuerte conexión con el lugar en el que están hechas. Poseen una mística y características de materialidad muy particulares. En su proceso de construcción se utiliza un método de quemado de arcilla antiguo, sobre el cual el artista tiene poco control, lo que da lugar a accidentes afortunados y añade al resultado un elemento orgánico.

Sodi comenzó a trabajar esta serie en 2007 en su taller de la costa del Pacífico oaxaqueño, la icónica Casa Wabi, diseñada por el arquitecto japonés Tadao Ando.